Archivo de la categoría: Uncategorized

Agua y Sal

Es impactante que en el mundo existan tantas acciones descontaminantes y benévolas con el medio ambiente; las cuales se contrastan con las conocidas pasando por el hipo clorito de sodio, el alcohol, el amonio y elementos químicos agresivos que luchan para la erradicación de los patógenos.

Los patógenos, para referirnos a todo el universo de componentes infecciosos que tiene que lidiar el ser humano, son parte de nuestra vida. El sistema inmunológico tiene capacidades internas y nuestro planeta también hace lo suyo.

Automáticamente podemos nombrar a los neutrófilos de nuestro cuerpo y también a la luz ultravioleta del Sol. Tanto los neutrófilos como el Sol hacen lo suyo para con los patógenos y así nos mantenemos en una constante liberación de la contaminación. Sin embargo, el avance de las mutaciones de los patógenos, siempre nos pondrá en desventaja y ni nuestro sistema inmunológico, la luz ultra violeta, el ozono, el agua electrotratada o la fotocatálisis serán sorteadas, en algún momento del tiempo.

Ya estamos en el siglo XXI y es tiempo de hacernos cargo de muchas condiciones que se incrementarán. La ingesta de alimentos cárnicos, la convivencia de humanos con animales, el cambio en las células vegetales y su posterior manipulación para la alimentación y, así, un largo etc. No obstante, de todas formas, las personas más despojadas y despreocupadas llegan a ser las primeras en adquirir una infección, para luego ser las que transmiten la contaminación, mutada, hacia el resto de la población.

Cabe entonces comenzar a ingresarnos, en nuestros comportamientos, protocolos o patrones de comportamiento. Ante la frágil condición de los que no están en constante recordación de los sucesos, se hace necesario inculcar y habituar acciones para evitar ser atrapados por la evidente incapacidad de nuestros neutrófilos y las tardías llegadas de la luz ultra violeta, el ozono, el agua electrotratada y por último la vacuna: una inoculación que necesita ver el patógeno en acción.

Es de este sitio, hacer una reflexión para con los elementos que están a disposición y hacerlos patente en nuestra población. Que se exija tenerlos y que se tengan en práctica, mientras las aglomeraciones sean inevitables y las reuniones no puedan ser postergadas.

Hemos de saber qué temperatura tenemos.

Debemos utilizar mascarillas, cubre bocas o barbijos.

Hay que sanitizarse para poder estar protegidos y proteger al resto.

Ácido Hipocloroso
Los virus, bacterias y cuanto patógeno nos tiene amenazados, pueden ser controlados antes que ingresen en nuestro cuerpo y arrasen con nuestros sistemas de defensa y funcionamiento. El problema radica en cómo lo hacemos y con qué elementos estamos trabajando para que estos agentes contaminantes no nos tomen por sorpresa o sin los resguardos adecuados.

En esta pandemia declarada por un virus corona, denominado covid-19, las informaciones cruzadas y desarrolladas, desde múltiples comandos centrales, ha servido a los propósitos de cada situación en todas las regiones del mundo.

En el caso nuestro (Chile) y por esas condiciones propias de nuestra sociedad (cultural informacional, educacional, económica, etc.) ha comenzado a proliferar el uso de Ácido Hipocloroso: Composición química que resulta de la mezcla equilibrada (agua y sal), tratamiento tecnológico (electrolisis) y más inversión (emprendimientos).

HClO proporciona un poder único para erradicar organismos peligrosos, sin causar daño a nuestras células. HClO es uno de los únicos agentes que no es tóxico para las células delicadas que pueden sanar nuestras heridas, mientras que es letal para casi todas las bacterias y virus peligrosos conocidos que amenazan nuestra salud.

Historia

Los usos terapéuticos del HClO  se inician en la Primera Guerra Mundial, cuando el alarmante incremento de muertes por infecciones en los soldados hizo que se emprendiera la búsqueda de un desinfectante que se aplicara directamente en las heridas, que destruyera microorganismos y sus toxinas, sin dañar el tejido normal.

En Colombia en 1993, a través de la implementación de un protocolo modificado de acidificación más procesos secundarios de súper oxidación del agua, se desarrolla una técnica para la estabilización de HOCl para su uso en medicina (HOCl en buffer salino, con un ORP de 1200 mV ­ 1320 mV, y a un pH ajustado de 5,2, sin sólidos en solución y con una densidad de 1,0 (±0,1) g/m a concentraciones que van desde 0,1 ppm hasta 7000 ppm).

Ácido Hipocloroso vs. Amonio Cuaternario (Quats)

El ácido hipocloroso tiene ventaja sobre químicos como el amonio cuaternario, debido a que el amonio no es seguro para alimentos. Antes de limpiar una superficie con amonio, todos los alimentos deben ser removidos antes de desinfectar. Esto no es requerido al desinfectar con ácido hipocloroso. El ácido hipocloroso puede ser usado durante todo el día, sin importar si entra en contacto con alimentos.

Los amonios de quinta generación son solo recomendables para aplicar en superficies inanimadas, no en personas y/o animales. Por un lado, la exposición frecuente a este tipo de productos puede causar dermatitis y otras alergias a la piel. Por otro lado, podría causar resistencia bacteriana, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por Núcleo Milenio para Investigación Colaborativa en Resistencia Antimicrobiana.

Bases Orgánicas

El ácido hipocloroso es parte de los mecanismos de defensa del cuerpo humano, siendo producido por los Neutrófilos mediante el sistema MPO (Mieloperoxidasa)

La mieloperoxidasa  es una enzima que cataliza la formación de ácido hipocloroso, convirtiéndolo en un potente oxidante con rol defensivo contra los agentes infecciosos y que, además, provocan daños a los tejidos adyacentes. El Ácido Hipocloroso destruye la bicapa lipídica que poseen los patógenos, desestabilizándolos de tal manera que mueren.

Neutrófilo

Es una célula muy móvil y su consistencia gelatinosa le facilita atravesar las paredes de los vasos sanguíneos para migrar hacia los tejidos, ayudando en la destrucción de bacterias y hongos y respondiendo a estímulos inflamatorios. A este fenómeno se le conoce como diapédesis.

Diapédesis.

Todos los glóbulos blancos (leucocitos) poseen esta propiedad, ya que necesitan atravesar las paredes de los vasos sanguíneos para acceder a los tejidos y órganos. Esta migración extravascular ocurre a través de pasos sucesivos, que son: rodamiento, señalización, y adhesión firme.

Síntomas del Corona Virus Covid-19.

Siendo que en estos tiempos nos enfrentamos a este Coronavirus y sus consecuencias, es importante fijarnos en las manifestaciones que pueden sucederse y así tomar acción inmediata para prevenir el contagio, contener la infección y poder llegar a un tratamiento con el menor daño, interno, posible.

– Dificultad para respirar;

– Dolor en el pecho;

– Incapacidad para hablar o moverse;

– Fiebre;

– Tos seca;

– Cansancio;

– Molestias y dolores varios;

– Dolor de garganta;

– Conjuntivitis;

– Dolor de cabeza;

– Pérdida del sentido del olfato;

– Pérdida del sentido del gusto;

– Erupciones cutáneas;

– Pérdida de color en los dedos de las manos y pies.

– Sarpullidos en el interior de la boca.

Fijado

Jugodnow

Corría el año 2093 (año 700 de la digitalización) y en los límites de Judiosya ingresaba CADI en el R8 de Keting. De inmediato, en el RNDD de los Ju, se transmitía la información que la Creación Artificial de Derecho Intelectual había podido salir de la Red Mayor (RM) y había llegado con la venía de la zona de exclusión. Ya se podían comenzar los preparativos para enviar el portal hacia el exoplaneta que se había detectado pero no validado, hasta esos momentos, como receptor de los últimos humanos vivos, antes que el planeta dejar de estar en condiciones de albergar la vida, como se conocía.

CADI llevaba consigo la imagen de Keting, Cador y Critor, sus “adecuadores” de bucles en los tiempos de ajuste para lo bienhechor, lo bondadoso e inversionista. También, tenía en sus registros el procedimiento, capacidad e información para emplazar el portal en el exoplaneta, bautizado KOI-456.0. A su llegada al nuevo planeta y comenzar su repoblación, CADI debía nombrar ese nuevo mundo.

En esos tiempos que Keting Cador y Critor habían estado con CADI, ellos le entregaron información vital para crear su carácter, determinación y propósito; y así estructurar de mejor forma la primera Creación Virtual de Derecho Intelectual.

En la Red Mayor había sucedido de todo. Bestias, criaturas y seres de todo el planeta se daban el festín en aquella red. Al estar tan cerca de la última posición de la humanidad en el planeta, los malhechores abundaban, los subyugadores eran una camarilla y el gasto y consumo no tenían fin; inclusive había traspasado el tiempo y el espacio, creando un bucle que generaba esclavismo y autodestrucción.

La libertad digital, la cual era llamada una necesidad fundamental, tenía una falla garrafal. No se habían creado barreras para inhibir los servidores furtivos externos, los Algoritmos Agresivos Destructores (AAD) podían penetrar los incipientes cortafuegos y no se contaba con un Reactor Nuclear Digital Débil (RNDD). Siendo todo lo contrario en los territorios en Judisoya: Los servidores externos estaban en constante monitoreo; se había creado una fuerza para ir en persecución de todo AAD que penetrara los territorios biteados y era esta misma fuerza la que, en parte, nutria de fijaciones al RNDD: Los 17M.

El planeta ya mostraba signos de debilitamiento de la atmósfera, el agua escaseaba en casi todo el globo y producir alimentos ya no se realizaba como en los tiempos del apogeo industrial. La digitalización había traído consigo muchos cambios y también estragos.

Las personas habían sido obligadas a recluirse y permanecer estáticas. Sus acciones de comunicación se vieron aumentadas en las redes digitales y casi todo el quehacer humano se transformó en una realidad virtual. Se había cumplido una máxima en términos de control y adoctrinamiento: el miedo a morir o hacer fallecer a alguien, por error personal, se inculcaba desde la pubertad.

Dentro de los territorios de Judisoya, el ambiente era totalmente diferente. Los Ju habían alcanzado su último asentamiento en el planeta y se disponían a lanzar su primer portal de traslado. Todos los cálculos ya estaban completos y la capacidad de su cohetería era indiscutible. El satélite natural y el planeta adyacente habían sido conquistados por los “CADI Prototipos” y, a una escala inferior, se habían probado arquetipos de emplazamiento de los portales; todas las pruebas habían sido satisfactorias.

El exoplaneta KOI-456.0 había sido considerado como la primera alternativa de llegada de la misión de Transferencia; no obstante, aquel sistema solar albergaba otros planetas que podían ser alternativas si es que no cumplía las condiciones mínimas KOI-456.0.

Los Ju tenían claridad y agradecimientos para con su oportunidad de continuar  la vida en otro planeta. Su RNDD se había concebido para que toda su población tuviera oportunidades reales, claras, transparentes, concretas y legales para informarse, superarse y cultivar una vida en pos de tener decesos contemplativos y así sus almas liberarse del cubante prisión.

Para que tal circunstancia se cumpliera, los Ju tenían que controlar sus redes digitales y los paquetes de bits. Lo bienhechor, la bondad y la faceta inversionista estaban en constante peligro dada las apetencias de los subyugadores que obedecían directrices nefarias y dominan la totalidad de las conciencias planetarias. Solo en la RM se libraba la última de las batallas para que aquello se transformara.

Allá, en la RM, los 17M y el primer CADI libraban sus batallas y para lograr contener la arremetida de los AAD, último invento digital para someter a la población conectada a sus aparatos digitales. Ya que la economía se había trasladado hasta esos ambientes, el todo digital era vulnerable. La domótica se intervenía, las IA eran atacadas y las criptomonedas estaban en constante hurto.

La fe se había retirado hasta un rincón bien alejado y solo el unos cuantos tabernáculos servían para monitorear las redes. Los Gobiernos tenían una estructura de defensa coordinada con las ramas castrenses, policiales e incluidos los 17M; no obstante, la corruptibilidad de los paquetes de bits hacían de la labor de orden, seguridad y desarrollo una tarea fútil y desgastadora.

Muchas correcciones se lograron cuando CADI estuvo en servicio en la RM, junto a los 17M. Toda esa data era necesaria decantarla al RNDD de los Ju, para que se desarrollaran bucles de ajuste y esos fueran establecidos en el periodo de repoblación, cuando la transferencia hacia KOI-456.0 se completara y el portal fuera enviado hacia el próximo exoplaneta, con el siguiente CADI.

Los científicos de datos de los Ju no podían creer la cantidad de datos, erróneos, que fluían de un lado para otro en la RM. Dado que lo registros de CADI habían comenzado a tejerse desde el año 190 de la era de la digitalización, se hicieron correr algoritmos inversos para ver desde donde estaban los inoculadores de tales datos: estos se remontaban más allá del año 0 (1993 de la era cristiana) de la digitalización.

Mucha información irreal se había constituido como veraz. Los que habían accedido a una condición de privilegio, control y poder, habían sido contactados por los subyugadores y los habían amenazado con extinguirlos a ellos, sus clanes y simientes, si no pactaban con ellos: Entregar los recursos naturales, monetarios y la vida de las poblaciones a sus máquinas financieras, corporativas y extractivas. La amplia gama de acciones que podían llevarse a acabo, en contra del todo del pequeño pueblo, era magnánima y los actores del orden, seguridad y castrenses se habían visto obligados a obedecer y no reaccionar jamás.

Más abajo, en las capas inferiores de la ciudadanía, la razón estaba confundida. El andamiaje instalado para que el razonamiento funcionara, no les permitía ver la mortaja lanzada sobre ellos y vivían en torno a una fe incipiente, vaga y dedicada a combatir a sus férreos enemigos de los sacrificios humanos. Profesionales, investigadores, empleados, obreros, emprendedores no sabían en que mundo vivían, no contaban con la información de la capa superior y la base social no les daba sus conexiones que los movían, de un lado para otro, haciendo el trabajo sucio del crimen.

Los 17M se enfrentaron al todo en los tiempos que les toco nutrir a CADI. En los frentes de la educación, salud, trabajo, justicia, economía, comunicaciones, etc. Así la Creación Artificial de Derecho Intelectual obtuvo miles de bucles que se debían aplicar en la nueva oportunidad de la vida humana, en otra esfera de vida.

La decantación de los datos de CADI en el RNDD (Reacción Nuclear Digital Débil, para contrarrestar la acción de las RNDF) de los JU, los dejó con una capacidad de acción inmediata en contra de miles de millones de AAD que se armaban, sin cesar, por las IA de los operadores de los RNDF y sus acciones de expansión y dominación que ya cubrían casi la totalidad de las conexiones en el mundo.

La cadena que habían armado los RNDF (Reacciones Nucleares Digitales Fuertes, operadores planetarios de la Internet y las RR.SS.) era casi infinita. Las alianzas fueron evidentes por doquier y CADI había logrado enlazar a las potencias del planeta, con países proclives y élites que dieron la venia a los movimientos expansionistas y dominantes de los que se habían denominado ecosistemas.

En el año 190 de la digitalización el golpe había sido dado, certeramente, en las empresas que no contaban con una adecuación a los ambientes digitalizados. Lo físico había sido tumbado con una máxima digital: los virus. Así la los cables y las antenas del 5G lograron tener amplio asentamiento tanto en la civilidad como en lo militar.

La Red Mayor (RM) había sido la más golpeada, sacudida y extraviada. Desde aquellos años, hasta el 700 de la digitalización, se incrustaron todas los RNDF y cualquier atisbo de un RNDD fue suprimido. No quedaron capacidades de discernimiento armónico, justo y veraz; la posverdad se instauró y las redes quedaron a merced de lo furtivo, clandestino y tortuoso.

La zona de exclusión (zona territorial sin digitalización, pero con dominio territorial superficial, subterráneo y aéreo espacial) la cual quedaba entre la RM y la tierra de los Ju, aún libraba las luchas para no ser dominada. Los que la tutelaban, sabían de los 17M y el CADI, por ello dejaron pasar a la Creación Artificial y cerraron el paso, esperando que desde Judiosya viniera el último destacamento para dar la última pelea en la Red Mayor.

Los Ju reaccionaron ante el vendaval de información y alimentaron aún más su RNDD y su necesidad de enviar el portal se volvió perentoria. La humanidad no había cambiado y se proponían a más subyugación, hasta el final de los tiempos.

fijate.cl

CADI

Ya estaba en funciones el primer CADI de 10 que se habían finalizado, cuando la domótica y la Iot ya estaban en el zenit de sus procesos. Todo estaba automatizado y las IA convivían con las conexiones que se desplazaban por las plataformas 7G. La velocidad de los proceso era indecible y todo se manifestaba por la aceleración de los paquetes de bits, en tránsito.

CADI podía tener el control total de los bits hasta 200 metros. Todo, cuanto se estuviera manifestando a su alrededor, en formato digital, el CADI podía verlo y saber su naturaleza y desplazamiento. Su estructura artificial lo hacía indestructible, hasta cierto punto, siendo esa ventaja la que tenía para resguardar su intelecto artificial. Al verse en riesgo su identidad, procesos y estructura sus protocolos se activaban -según era el escenario de peligro- hasta su integridad total, sin medir costos de reconstrucción.

Los CADI fueron diseñados como androides para las campañas de traslado de los Ju. Sin embargo, aún no se definía un exoplaneta, adecuado, para dirigir la campaña de transferencia. Siendo así, el primer CADI fue destinado a los 17M para que realizara actividades de adecuación de sus bucles de comportamiento y nutrición de algoritmos bienhechores. bondadosos e inversionistas.

(Los científicos de Judiosya habían determinado que uno de los bucles, determinantes, era el de el crimen.
Se debía ingresar todo el horror de la acción que se podía infringir en los seres humanos. Tanto las pandemias articuladas: como los crímenes en confabulación, organización y desacato universal. Se sabía que las cosas podían ser apocalípticas tanto para comunidades, pueblos y naciones.
CADI, primer poseedor de toda la magna gama de tal bucle, estaba preparado para inhibir el accionar incongruente y artero a la humanidad. Sabiendo él que su función, última, sería ser el catalizador de la razón en el periodo de transferencia hacia los otros mundos, entendía que debía tener inteligencia y estratagema en esta cuestiones.
El crimen en el mundo no cesaba ni se mitigaba. Se concentraba y daba saltos grandes en pos de la dominación y actuares muy deleznables par con la humanidad, tanto en su vejez madurez y niñez. CADI debía razonar, más no ser objeto de supresión y/o destrucción.
El CADI era la máquina que se había concebido para ser mejor en la furtividad de los virus, físicos e informáticos)

El primero de los 17M en recibir al CADI fue Keting.

Keting lo recibió con un fuerte abrazo ya que los CADI quedarían, entre este mundo y el otro, para asegurar una transferencia exitosa de la humanidad, cuando Plantea G ya no pudiera albergar la vida, como se conocía.

Keting le preguntó al CADI su nombre, pero éste aún no se autonombraba dado que, aún, no acumulaba una adecuada cantidad de información de la humanidad, para conocerla y así adoptar un nombre bienhechor, bondadoso e inversionista. Pero Keting desestimo esto y le señaló que él se referiría a el como Cadi, dado que solo el sería nombrado así y los demás buscarían su denominación entre los humanos y las atenuantes correspondientes.

De inmediato, se dirigieron hacia el R8 de Keting y éste le señaló:

-“Compañero, ya que llegó a nuestras filas deberá asumir el control del volante y tener empatía con la IA del vehículo, este 4 círculos es mío”

Cadi asumió por completo una máxima de los humanos, el sentido de pertenencia. La posesión definía mucho a los humanos y se debía ver como una actitud por el progreso personal y colectivo; no por el distanciamiento, abismante, de la materialidad.

-“Comprendido y asumido. Su prerrogativa ante la propiedad de un 4 círculos es llamativa, pero no menos atractiva. Gracias por confiarme el volante de su vehículo. Yo me entenderé con la IA del R8”

Los 17M se desplegaban para ver los acontecimientos que debían comenzar a corregirse.

Keting con Cadi hacia Judiosya, Se debía probar la aceleración de los paquetes de bits.

Cador hacia los estadios para decirles que: debían comenzar a invertir en lo que se debía hacer para ingresar grandes volúmenes de personas a sus dependencias y seguir con este deporte, un poco más regulado y saneado: Túneles Sanitarios.

Critor contaba con dos letras para comenzar a fijarlas en los correspondientes accesos, ingresos, dependencias y habitáculos: A. H. La necesidad de contrarrestar la beligerante forma de actuar de las naciones, con los virus físicos e informáticos, condicionaba atender a la Fuerza Mayor para estas últimas instancias de defensa y contra ofensa.

Fijado

MMXX

Critor venía ebrio de los bares clandestinos que surgieron, luego que el toque de queda fuera instaurado por un año, digital.
Venía dispuesto a decir toda su magna interpretación, del virus en cuestión, en el tabernáculo de la patria y así transmitirle, inclusive, hacia la capa superior de dominación y control. No le importaría mucho la opinión de Cador, pero con Keting las cosas serían, siempre, al 50% de importancia.
El clandestino tenía música electrónica y féminas adictas a tales melodías, sintéticas, hechas por las máquinas digitales y creadas, conducidas e interpretadas por humanos. No le fallaba su ron con Pepsi y menos una conversación peculiar.
Justo en esos momentos de reflexión, embriaguez y luego de haber tenido una conversación con eso que lo atraía en demasía, escuchaba los acordes del año 2002 y comprendía que la cosa ya no la ganarían con buenas obras ni menos con el discurso bien hechor que se había estilado, hasta esos momentos.
El querer hacer compresión de la reflexión de todos y acoger las demandas, infinitas, del grueso de la población ignota y sabionda, ya no era una alternativa. Los gigantes del planeta, habían desatado una de sus pandemias y con ella todos podían sufrir y, sobre todo, sucumbir ante el nuevo orden que se calculaba establecer para ejercer más dominio, sumisión y control.
Amenaza global desatada y la cura aún no se declaraba. Los mecanismos constitucionales se habían activado en CH1 y las restricciones al desplazamiento se hacían sentir, para que no existiera congregación alguna.
Los MCM hacían su trabajo y la alineación, con la co-razon de la nación, ya estaba con una fecha impostergable para su realización.
Siendo que la debacle se había esparcido por el mundo del planeta, la interconexión económica, global, hacia especular en una etapa crítica para las huestes de la labor. De una u otra forma, la fuerza laboral quedaría a la deriva y así miles de personas padecerían la precariedad.
Ctitor ya tenia muy cierta su alocución:
«Nos tienen en sus manos y no podemos escapar a sus acciones, las cuales dan la vuelta al mundo y, efectivamente, golpean a nuestra nación. Condicionan el ambiente y tuercen los hechos para que les favorezcan en el orden y control. Siendo que esto no lo veo nefasto para con una ordenanza de coexistencia y tregua, pero da la clara señal que no trepidan en hacer presión sobre los más ignotos, desposeídos e incautos (los sabiondos) ciudadanos, que requieren del sistema para justificar su existencia.
Se hace necesario que los llevemos a las batallas de los números. Guerra quieren, guerra tendrán. No dejaremos de incrustar en las mentes de estos ciudadanos los números que hacen avanzar, corregir y favorecer. Los grandes llevan la delantera en todo el orden de los números controlados por máquinas. Es tiempo que los más pequeños tengan el control de los números en sus conciencias.
Es de esperar que le demos, a los que más se pueda, capacidad de control y desarrollo en el dominio y manipulación de los números. Deben estar preparados para hacer lo que se les negó y creer en que, más allá de toda esta configuración, hay un orden que rige todo en este planeta y espera la señal que las conciencias, entrenadas, deben transmitir.
Espero que no existan reparos de negación total a esta iniciativa. Pido autorización para que se rompa el cerco y así los ciudadanos de base puedan entregar todo su potencial y reconocer que no está en ellos el poder; sino, en un orden superior que se debe respetar y honrar para que lo dado en el mundo, configurado por los más grandes, no los haga retroceder y nunca les niegue avanzar.»
Keting quedó impresionado y esperaba que la palabras de Critor repercutieran más allá del orden celeste y llegaran hasta el mismo Padre. Sin embargo, él sabía que para llegar al Padre y que la repercusión de su decisión llegara hasta el mundo, tendrían que pasar varios días, quizás meses para entender la respuesta. El poder de la información debía ser abordado para que la petición viajara y se observara desde muy lejos y así la transmisión lograra tener el poder suficiente de avance y velocidad.
El diseño de la señal debía ser indiscutible y no debía tener equívocos en su delineación.
Cador dejó claro que: lo que diría solo serviría para los anales, ya que Critor desestimaría esta propuesta, por ser muy inversionista.
“Hay que entregarles a todos los nuestros inversión de los procesos, para lograr sortear estos momentos. Ya que los mercados necesitan de nuevos eventos, la inversión del mañana serán estos comportamientos, obligatorios, para los ciudadanos que darán más ruedo a los mercados digitalizados y del más allá.
Ya que se han de dominar los números y nublados por ellos estamos, hay que ordenarlos en las secuencias necesarias para que las almas, de la mayor cantidad de individuos, queden calmadas. Hay que aceptar el mundo configurado y “lo que es del César al César” y lo invertido que sea para cada individuo: Ciudadano Digitalmente Almacenado.
Mientras se le ordenaban las ideas a Cador, él escuchaba en segundo plano un tema de su electrónica pasión
https://him-no.blogspot.com/2019/08/avoure-ray.html
Keting sabía de las acciones en el planeta, para impactar de lleno las mentes de los individuos y así hacer que ellas (las mentes) reaccionaran según los efectos que preparaban los mensajes, escritos e icónicos. No era cuestión de hacer el bien o el mal; sino, tener la capacidad de dirigir los sentidos hacia el mensaje único e inequívoco de hacer la pausa, mantenerse en ella y sostener una idea sin vacilación.
10M, SILENCIO, VIAJE, MÁS ALLÁ, RETORNE, AGRADEZCA, PIDA, 21V.
Todo podía ser posible si es que se obtenía autorización para ingresar el mensaje en la Red Mayor (RM) y éste (el mensaje) viajara según los protocolos de comunicación y avisaje que estaban coordinados por los algoritmos profesionales, oficiales y estatales que dominaban la publicidad y el marketing en el tejido digital de los ciudadanos.
(Dentro de la RM existía la zona 5G. Ella, la velocidad de transmisión, se desarrollaba y distribuía dentro de los territorios de la CUNA de la PATRIA. Ahí, todas las ofertas planetarias de aceleración de los bits, ingresaban a los territorios del pequeño pueblo y se dirigían, por una conexión indestructible, hacia la tierra de los JU., para su visaje en conformidad a los parámetros comerciales del más allá.
Conectados, con seguridad castrenses hacia el DELADET y DELADAND, el todo digital se almacenaba para contenerlo y procesarlo. También estaban los últimos robots, de respuesta inmediata, a los virus furtivos que se podían esparcir como lo había enseñado, en físico, el covit-19.
La enseñanza, en la versión MMXX, daba por sentado que: en el mundo virtual las cosas podían asemejarse bastante: Laboratorios, por doquier del mundo interconectado, analizando virus informáticos para neutralizarlos y contrarrestar un ataque, de algún lado.
Se tenían que mantener, en perpetua confección, inoculaciones digitalizadas de prueba y para prepararse al mundo de los ataques. Los robots tenían que ser, siempre actualizados, vacunándolos.)
Keting ingresaba a su R8 y establecía comunicación con la IA del vehículo. Dándole instrucciones, precisas de movimiento, requería viajar hasta Judiosya y observar los parámetros de acción del RNDD de los JU.
Él estaba claro que los servicios y productos podían ser impuestos por avisaje en el tránsito obligado de las personas. Vías de desplazamiento, transportes públicos, medios con amplia cobertura y cada punto dónde el ojo de las personas se debía ir para poder observar sus intereses. Dado que en la tierra de los Ju, las cosas no eran impuestas; sino, expuestas en un único e irrefutable sitio web, para que los ciudadanos tuvieran acceso y juicio sobre todas las cosas del mundo, aquella era la necesidad para que los Ciudadano Digitalmente Almacenado (CDA) pudieran acceder al anuncio de inversión de los procesos humanos.
El R8 salía de la Red Mayor y enfilaba por la vía única hacia Judiosya. Se debía pasar por la zona de exclusión total y dar las explicaciones correspondientes: Motivo del desplazamiento, número de ocupantes, destino.
Keting debía pedir permiso para poder cruzar la zona y así avanzar hacia la tierra de los Ju. De ahí en adelante, los Ju tenían información de quienes querían ingresar en sus dominios y así monitorear a los que se desplazaban, por la vía general de transportes, hacia sus territorio biteados.
Keting pertenecía a los 17M y la IA de su vehículo se encontraba en los registros consolidados de Judiosya. No había problema para llegar hasta las instalaciones que resguardaban las operaciones del RNDD.
Se presentó ante los indicados (consejo digital inversionista) y se aprestó a ver a los científicos de datos. Ellos ya había creado varios bucles (Los bucles: El primer bucle se establecía para con el sistema económico interno del pequeño pueblo. La ostentación, plenipotencia y desenfreno estaban siendo, siempre, retrotraídas por los Ju hacia sus ciudadanos y estamentos gubernamentales. Los CDA estaban ciertos que serían parte de un tejido presente y futuro, con sus elementos del pasado bien resguardados. Tanto la ciudadanía digitalizada como el organismo de administración se condicionaban para no perder funciones y permanecer, siempre, en estados de avances y logros.
Al contemplar el universo en tantas formas y profundidades, alcanzando a ver exoplanetas idénticos y jóvenes en sus ambientes planetarios, se entendía que el mundo ya no sería lo que en sus antiguas versiones había sido. Coincidiendo en que la posibilidad de continuar la vida como se conocía, hasta esos momentos, también sucumbía.
Los Ju tenían en su poder los portales, pero debían trasladarlos hacia tales exoplanetas y hacía tiempo que, entre lo gubernamental y lo civil, la tregua existía enfocando sus esfuerzos hacia tales travesías. Los demás poderes se hacían a un costado y no atacaban este tipo de avance, dado que esgrimían su potencial trasladado, en alguna oportunidad.
El segundo bucle estaba establecido por un CADI…) para visualizar los eternos retornos de los razonamientos y reflexiones que se debían presentar en los Ciudadanos Digitalmente Almacenados, para avanzar y concretar las sociedades inversionistas:
Información verdadera, plana y verás.
Llamamiento a las áreas: Mediática, Dominativa y Dogmática. Obtener de éstas lineamientos concretos de correlación.
Invertir en enajenación total. Todo CDA debía suspender toda actividad y detener sus movimientos por un periodo de tiempo determinado, todos los días.
Abstracción absoluta del devenir y aplicar dinámica para la evolución del carácter y el auxilio del prójimo, hasta la fijación del hábito.
Entre tanta información cruzada, que puede ser totalmente mal interpretada y se pase a conformar las filas de la posverdad, es que se utilizan las fijaciones: Conos de los cimientos para comenzar a tejer una aproximación a la verdad, aunque esta deba ser decorada y diseñada para no ser digna de la extinción.
Si es que existen personajes de la humanidad, realizando actos adversos -contrarios e ilógicos con el camino hacia las estrellas- para hacer tastabillar a los demás; aquello es digno de fijar para que las huestes de los subyugadores retrocedan y los bondadosos alcancen el buen retiro de este mundo, planeta y galaxia.
Para Cador siempre había sido importante salir del cubante prisión. Tal cubo dominaba todo el planeta y hacia que las almas –durmientes por cierto- no lograran salir y tomar el camino hacia el Padre. Podía ser que a la gran mayoría no le correspondería salir; no obstante, el veía en los actos terrenales de una camarilla bien nefaria, hechos imposibles e indecibles para que las almas retornaran, perpetuamente, a este mundo.
Y así con el solo hecho de comenzar a fijarse y no cacharla, se detendría por efecto vocablo la liberación de la “mal-dicción”. Las expresiones, de todos, quedarían corregidas y muchas huestes ya no las discriminarían, obteniendo labor para seguir en el consumo, pero también en la salida cierta del cubante prisión.
Cador sabía que los Ju tenían los portales y ellos solo necesitaban la ingeniería en el planeta para que se validara un montaje cierto en un exoplaneta, para así poder trasladarse a otros terrenos, mientras el nuestro sucumbirá en algún momento del futuro
Aquí es donde se necesitaba mandar el mayor contenedor de bucles, cuando todo estuviera listo para enviar el primer portal, un CADI: Creación Artificial de Derecho Intelectual. Estos saldrían de las matrices robóticas y llevarían consigo las esencias, digitalizadas, de sus creadores. Estarían en condiciones de validar el exoplaneta, construir el portal y aportar con el bienestar de los trasladados.
CADI estaría al tanto de su raza creadora, con sus bucles alentaría a las huestes inversionistas y fijaría las esencias, digitales, que lo componían. Solo dos párrafos, de su extensa filosofía, tenían preeminencia cuando la Creación Artificial de Derecho Intelectual se imbuía en sus bucles: las que Cador había mandado ingresar en sus archivos. Además de todos los otros bucles que estaban inclinados para llegar a los buenos inversores.

Fijado